jueves, 29 de marzo de 2012

Monasterio Yongfu, Hangzhou


11/08/2011: Nos encontramos en Hangzhou visitando el templo Lingyin. Después de ver las figuras budistas excavadas en la roca decidimos subir la colina donde se encuentra el Monasterio Budista de Yongfu.


Se trata de un complejo de templos con más de 1500 años de antigüedad, situados en la montaña.
Vamos subiendo escaleras y atravesando puertas como esta:

El camino es ascendente rodeado de espesa vegetación donde encontramos arboles centenarios y diferentes templos.

Vegetación en el complejo del monasterio budista:

 Típica planta de loto:

Muro:

Acceso a otro templo:


El paseo por el interior del monasterio es fascinante, a medida que vamos subiendo en altitud encontramos más templos, habia uno llamado Guxian que era un templo de la meditación. 


Figuras budistas del interior de uno de los templos:



Templo en pleno bosque:

 Quemador de incienso:

La paz que se respiraba en el monasterio era reconfortante, no habia casi nadie (cosa rara en China porque todo esta lleno de gente) y la sensación de tranquilidad fue una gozada. 

Las vistas desde arriba de la colina, el paisaje verde y los espesos bosques, ver monjes budistas vestidos con sus trajes naranjas paseando por el monasterio, etc.,  te ayudaba a retroceder en el tiempo e imaginar como podia ser la vida allí cientos de años atras:


Llegamos arriba donde habia otro templo y gozamos de una buena vista hacia el lago:



Mapa del Monasterio Budista en Hangzhou:

martes, 13 de marzo de 2012

En una boda saharaui, Smara

01/01/2012:  Tuvimos la suerte y el privilegio de asistir a una boda saharaui en los campos de refugiados.
La familia con la que estábamos los dos físicos de Galicia, el arqueólogo de Valladolid y yo nos invitaron a la boda del hermano del marido de la casa.

La boda se celebró en el campamento de Smara. Para ir desde el campamento del 27 de Febrero donde estábamos, tuvieron que comunicarlo al Frente Polisario como que se responsabilizaban de nosotros y aportar nuestros pasaportes. Todo debido a los últimos secuestros ocurridos unos meses atrás, para nuestra tranquilidad los militares argelinos a medio camino antes de llegar a Smara pararon la furgoneta donde íbamos y comprobaron que todo era correcto.

Llegamos a Smara a la hora de comer, a la casa del novio. La novia llegaría por la tarde sobre las 20:00 h  a su casa.

Haciendo un tattoo de henna: 

En la casa del novio estuvimos tomando te y el novio nos explicó como se desarrollaba la boda saharaui.

Para comer, sentados en el suelo y descalzos nos pusieron un plato de dátiles con mantequilla en el centro para untar, seguido una enorme fuente de un delicioso couscous de carne de cordero. Estaba riquísimo.


Antes de comer pasaban una jarrita de agua y jabón en polvo para lavarnos las manos. Nos acercaron unos cubiertos pero no los utilizamos, comimos como ellos, utilizando solamente la mano derecha. Al acabar de comer el novio nos agradeció el gesto de comer como ellos:

Los elementos de la ceremonia del te saharaui:

Después de comer tomamos otros dulces tes saharauis.

En la casa del novio había muchísimos regalos de boda como, mantas, alfombras, maletas, sofás, bandejas, jabones, etc. Todo esto por la tarde lo cargamos en coches y toda la familia del novio nos trasladamos a la casa de la novia.

Desmontando la jaima:


Realizando la mudanza:

Carnero que llevaban a la casa de la novia:

El carnero en la parte trasera de la pick-up donde íbamos:

Todos los coches hacia casa de la novia al atardecer:

Poblado de Smara:

 Mercedes quemando rueda:
Derrapes de celebración:

Esa tarde fue el novio con el hermano a registrar los datos del enlace. Nosotros nos fuimos esa tarde y volvimos al día siguiente, al segundo día de celebración de la boda.

La noche anterior en la que se ven los novios se quedan en una habitación pero cualquier amigo o familiar puede estar con ellos o entrar a cualquier hora de la noche sin que los novios se puedan enfadar.

El segundo día fuimos a casa de la novia, allí comimos un fabuloso manjar de carne de camello y después fuimos a la jaima donde bailaban las mujeres:


Fue toda una experiencia poder participar en esta celebración tan familiar.

Video que grabé en el interior de la jamia con las mujeres saharauis bailando: