jueves, 31 de mayo de 2012

Centro historico de Brasov


13/04/2012: Visito hoy el centro histórico de Brasov, ciudad situada en Transilvania, el centro de Rumania a unos 170 km al norte de Bucarest.

Antes de llegar a la zona de calles peatonales, en su alrededor contemplo casas antiguas de diferentes colores, algunas con cubiertas inclinadas de tejas:

También edificios de época por la plaza de la Revolución:

Entro por la calle Republicii, una calle peatonal llena de cafeterías, librerías, tiendas de ropa, restaurantes, tiendas de souvenirs, alojamientos, etc.:

Al fondo se ve el Monte Tampa con las letras de Brasov instaladas en su parte alta:
 

Como en el resto de pueblecitos que vi en Transilvania las casas eran bajitas y de diferentes colores:

Calle Republicii:
 

La calle Republicci termina en la plaza Sfatului (plaza del consejo) y a pocos metros se encuentra la Iglesia Negra, de estilo gótico. Fue construida en el S. XIV y se llama así desde que un gran incendio en 1689 dejara su exterior negro:

Cerca de la Iglesia Negra encontré una de las calles más estrechas de Europa, la calle Sforii:


Fotos de edificios antiguos que iba encontrando en mi recorrido por el centro de Brasov:





Este era el final de la calle Republicii que desemboca en la plaza Sfatului. Pude encontrar adornos típicos de los huevos de Pascua:


Los huevos pintados de Rumania eran muy típicos y los encontraba frecuéntemente. Eran huevos a los que les habian hecho un pequeño agujero para vaciarlos y luego los habian decorado con pinturas de colores.
Estaban muy bien trabajados, eran curiosos y muy bonitos.

Puesto de venta de huevos pintados:

 

La Plaza Sfatului:

En esta plaza se encuentra la casa Sfatului (se ve en la primera de estas fotos) ahora museo de historia local, es un edificio del S. XVI reconstruido  varias veces por algunos incendios y un terremoto. 



En esta terraza descansé un poco tomando un café:

Plaza Sfatului y al fondo el alto edificio de la Iglesia Negra:



Puestos de venta de recuerdos en una calle:


Vistas de Brasov desde el Monte Tampa:

miércoles, 23 de mayo de 2012

Calle estrecha, Brasov


13/04/2012: Justo hace un año en Praga descubrí una calle estrecha, la cual tenía su peculiaridad por disponer de un semáforo para regular el paso de peatones y evitar que al subir o bajar la gente  tropezara.

En este caso, viajando por Rumania encontré en Brasov (Transilvania) una calle aún mejor. Se trata de una de las calles más estrechas de Europa.

Se llama Strada Sforii (calle de la cuerda) y se encuentra muy cerca de la iglesia negra, en el centro de Brasov. 

Las siguientes fotos las hice en la calle Poarta Schei, cerca del nº 17 inicia la calle estrecha, mirando detrás de la calle estrecha antes de entrar en ella, se ve al fondo la iglesia negra:


Esta calle mide 83 metros de longitud y comunica con otra calle, a diferencia de la de Praga que es muy corta y finaliza en un patio sin salida.


Tiene una anchura de 1,32 metros y se remonta a la época medieval en la que obligaban al paso del enemigo por esta calle. Su final es más estrecho todavía y al paso con caballos quedaban atrapados.

Diferentes vistas de Strada Sforii:


 Parte opuesta donde comunica con otra calle:

Placa informativa de la calle:


En la calle encontré diferentes tonalidades de colores, amarillo, rojo y verde.
Realmente una curiosa y bonita calle con encanto e historia.
No os la perdáis si estáis en Brasov.




viernes, 11 de mayo de 2012

Ciudadela de Rasnov


12/04/2012: Transilvania, al terminar de visitar el Castillo de Dracula en Bran, fui en autobus a Rasnov (pueblecito a medio camino entre Bran y Brasov) para subir a ver su ciudadela fortificada.

La fortaleza se encuentra en una montaña a 150 m de altura respecto al pueblo y fue construida por los sajones en el S. XIV para defenderse en las invasiones.

Fui caminando desde el pueblo por la carretera en medio de la montaña hasta llegar a un parking:


Para subir se podía tomar un tractor (por menos de un euro al cambio) que llevaba enganchado un remolque con asientos, o ir a pie. A pesar de que en el parking al lado del remolque había 3 perros abandonados y no siendo los primeros que encontré en Rasnov, decidí pasear y subir a pie.

Perros abandonados:


Camino por el que ya se veía la fortificación:



La entrada me costó 10 Lei (unos 2,2€ al cambio).

Interior de la ciudadela:

Las casas tenían tiendecitas de artesanía y productos en su interior.

No había casi gente y soplaba algo de viento que hacia crujir las viejas puertas de madera de las casas y de algunos adornos colgados en las fachadas, me daba la sensación de estar en un pueblo abandonado y misterioso.





 Desde lo alto se podían ver las vistas sobre el pueblo de Rasnov:
  

Al otro lado las montañas de los Carpatos nevadas: 

Antiguas casas:

 Cañon junto al muro:

Tejados:

 Vista desde fuera:

Bajando, como no, mas perros abandonados:

Iglesia evangélica en el centro del pueblo, construida en el siglo XIII y renovada tenía un antiguo reloj.

Vista del reloj y un operario colgado trabajando en una ventana:

Farmacia y casas antiguas:

Mercado:

Vista de la calle con un típico carro tirado por un caballo, la iglesia al fondo  y la ciudadela arriba de la montaña.