miércoles, 10 de abril de 2013

Monumento a William Wallace, Stirling

05/04/2013: Tercer día en Edimburgo, por la mañana me voy a la estación de Waverley y compro un billete de tren para ir a Stirling, lugar donde el pueblo escocés luchó por la libertad contra las tropas inglesas y también donde está el monumento más alto de Europa dedicado a una persona, William Wallace.

El tren tarda 50 minutos en llegar a Stirling, desde allí hay un largo camino a pie hasta el monumento  de William Wallace (unos 40 minutos) pero decido ir andando para atravesar el puente de la batalla de Stirling:


En el año 1297 llegó a Stirling un ejercito de ingleses para reducir a los escoceses que estaban en contra de las normas inglesas. Para cruzar el rio Forth, únicamente podían hacerlo por este puente. Este era estrecho y cuando los ingleses habían avanzado ya medio puente, William Wallace y los escoceses (en menor número), atacaron y ganaron en batalla al ejercito inglés.
 

Vista del rio Forth desde el puente:

Crucé el puente en dirección al monumento:


El monumento se encuentra en lo alto de una colina:

La torre del monumento al fondo con esta luz que me recordaba mas a la película de "Los inmortales" que a "Braveheart":

Subiendo la colina desde el parking, hay posibilidad de hacer varias rutas por la montaña acabando en el monumento. Yo como venia  de la estación de tren, hice la más corta que ascendía por un pequeño bosque.


A los pies del monumento:

La entrada me costó 8,5 libras, se sube por una estrecha escalera de caracol al primer piso donde hay un video que cuenta la vida de William Wallace. El personaje del rey de Inglaterra tiene la cara hecha de un holograma perfecto, parecía real, el resto de personajes se veían en una pantalla de TV. 


Espada de William Wallace en el primer piso:

Un poco de historia: William Wallace fue un luchador por la libertad y la independencia de Escocia. Tras la batalla del puente de Stirling se convirtió en un héroe y consiguió con su guerrilla y el pueblo escoces (eran campesinos, no soldados) hacer frente a los ingleses que en esa época poseían uno de los mejores ejércitos de Europa. Pero en el año 1305 Wallace fue traicionado por el Sheriff de Dumbarton, lo llevaron preso a Londres donde lo torturaron, decapitaron y trocearon. 

Su cabeza la llevaron al puente de Londres y las cuatro extremidades las enviaron a Newcastle, Stirling, Berwick y Perth. Para que todos temieran lo que les podría pasar si se enfrentaban al rey Edward. Aunque poco después Robert the Bruce rompió las relaciones con el rey Edward y fue coronado rey de Escocia.

Continuando con mi visita, en el segundo piso se encuentra el "Salón de los Héroes" donde se encuentran los rostros en marmol de figuras nacionales como Robert the Bruce, William Wallace,  Robert Burns, etc.

En la tercera planta hay una exposición sobre la construcción del monumento y por último se llega a la terraza donde hay unas vistas espectaculares.

La parte mas alta de la torre, unos 70 metros, acabada en forma de corona:



 Vistas del rio Forth y Stirling:



Vista de nuevo sobre el puente de la batalla de Stirling, esta vez volví en autobús:

 Mi billete de tren, 9,40 libras ida y vuelta desde Edimburgo:

Una buena excursión y en Stirling aunque yo no lo hice, es muy recomendable visitar el Castillo.

Como ya había visto el Castillo de Edimburgo, preferí volver a Edimburgo, comer e ir en autobús a ver la misteriosa  Rosslyn Chapel antes de que cerraran.