miércoles, 29 de mayo de 2013

La impresionante llanura de Thingvellir

20/08/2012: El primer día que alquilamos el coche en Islandia, fuimos al parque nacional de Thingvellir, a 44 km de Reykjavik. Un lugar geológicamente asombroso, la dorsal mesoatlántica.


Cuando se cartografió por primera vez el suelo del océano atlántico en 1946 se descubrió una gran red montañosa de unos 15000 km dividida por una grieta. Su recorrido bajo el oceano atlántico es una fisura en la corteza terrestre que divide los continentes y solamente se encuentra en la superficie terrestre en Islandia.

La dorsal mesoatlántica atraviesa Islandia por el valle de Thingvellir y la grieta va expandiéndose a un ritmo de 2,5 cm al año.

Caminamos por en medio de la grieta animados de estar en este lugar único en el mundo que atraviesa la tierra. A un lado tenemos la placa tectónica norteamericana (izquierda de la foto) y al otro lado la placa tectónica euroasiática (derecha).

Recorrimos un trozo de la dorsal mesoatlántica. Según los científicos fue la que separó los continentes y en un futuro podría separar a Islandia.



Placas tectónicas:









Enormes grietas en el suelo:


Río que daba a un pequeño lago donde antiguamente se realizaban ejecuciones:



Cruzamos al otro lado del agua donde se veía la dorsal desaparecer a lo lejos:

En este valle se fundó el parlamento más antiguo del mundo en el año 930:




Importante lugar geológico para detenerse antes de llegar a Geysir, que se encuentra a pocos kilómetros



miércoles, 15 de mayo de 2013

Las Highlands, Escocia


06/04/2013: Dia de excursión por las Highlands esocesas, contraté una excursión que salía desde Edimburgo y hacia un recorrido que pasaba por Stirling, Glencoe, Fort William y el lago Ness en Fort August. 12 horas de duración en autobús que valen la pena por los increibles paisajes que ofrece.

Vacas de las Highlands, famosas por ser una de las razas británicas más antiguas. Están cubiertas de pelo hasta los ojos, para protegerse de los duros inviernos.



Aquí pongo diferentes fotos que hice en esta excursión a las Highlands;

Montañas nevadas en abril:



 



Parte del viaducto por donde va el tren que sale en la película de Harry Potter:



Cerca de Fort William se encuentra este monumento a los comandos británicos caídos en la segunda guerra mundial:





El enorme lago Ness;

El monstruo del lago Ness:








viernes, 10 de mayo de 2013

El corazón de Midlothian, Edimburgo


06/04/2013: Uno de los sitios curiosos que encontré en Edimburgo fue el corazón de Midlothian. Se encuentra en la Royal Mile junto a la Catedral de St. Giles en la plaza peatonal del parlamento.

Se trata de un mosaico en el suelo adoquinado (también escudo del equipo de fútbol de la ciudad) que marca el lugar de la salida de una prisión que allí había entre los siglos XVI al XIX.

Los prisioneros eran ejecutados en la horca en esa época y al salir de la prisión, escupían en el suelo como señal de desprecio. Lo curioso es que esta tradición se ha extendido hasta los días de hoy en los que se puede ver a la gente escupiendo en el interior del corazón de Midlothian (yo también lo hice) porque dicen que trae buena suerte.

La Royal Mile con la catedral de St. Giles al fondo, donde se encuentra el corazón de Midlothian:

Justo en esa esquina (en la derecha de la foto superior), encontré esta placa que explica que ese era el sitio donde se realizó la última ejecución pública en Edimburgo, el ahorcamiento de George Bryce el 21 de junio de 1864.

Estatua junto a la Catedral de St. Giles y el Corazón de Midlothian:

El corazón de Midlothian, si pasáis por allí no os olvidéis escupir dentro, trae buena suerte ;-)

miércoles, 8 de mayo de 2013

El perro Greyfriars Bobby, Edimburgo

03/04/2013: En Edimburgo encontré un lugar donde se recuerda la memoria de uno de los perros más fieles del mundo, al igual que pude ver en Tokyo con el perro Hachiko en el barrio de Shibuya, se trata de un caso parecido.

En este caso el perro se llamaba Bobby y se dice que cuando falleció su dueño a mediados del siglo XIX y fue enterrado en el cementerio Greyfrias de Edimburgo,  Bobby no se separó de su tumba durante 14 años. La gente le llevaba comida al perro y fue haciendose todo un heroe por su honor.

Hay una estatua junto al cementerio Greyfriars. Para llegar, desde la Royal Mile,  al llegar al cruce donde se encuentra el pub Deacon Brodies bajar por la calle del puente George IV hasta el Museo Nacional de Escocia, allí se encuentra la estatua:



Frente a la estatua hay un pub con el nombre de Greyfrias Bobby:


Por la calle pegada al pub se llega al cementerio de Greyfriars, donde también se encuentra la tumba de Bobby:


Unas personas frente a la tumba del perro Bobby:


Me acerqué a los pies de la tumba en el que había unas flores y unos peluches. En su inscripción se podía leer la fecha de su muerte, 14/01/1872 y la emotiva frase, "Deja su lealtad y devoción que sea una lección para todos nosotros".