jueves, 29 de enero de 2015

Casa Andalusí, Córdoba

25/01/2015: En nuestro fin de semana en Córdoba, fuimos a visitar la Casa Andalusí. Una preciosa casa rehabilitada en el casco histórico de la judería, que está perféctamente diseñada y detallada expresando como era una casa musulmana de Córdoba en el siglo XII.

La casa es encantadora, el patio tiene un profundo pozo, un suelo de piedras formando figuras y lo que a mi más me gusta, una fuente baja. Me encantan este tipo de fuentes, las he visto en Córdoba, Granada y Marrakech. El sonido del agua en el patio crea un clima de paz y tranquilidad muy agradable.


Detalle del suelo y la fuente del patio:

Atravesando los arcos del patio, a la derecha encontramos unas escaleras que bajan al sótano y elementos de decoración como vasijas, botijos y platos:

Vasijas y jarras:

Entramos en el interior. Con una preciosa cerámica en las paredes y elementos decorativos como espejos, juegos de te y lámparas:


  


Se podía salir fuera a un pequeño patio interior y rodear la casa por un callejón:

 


Dentro de la casa se encuentra este rincón donde hay expuestos elementos de la antigua fabricación de papel a partir de trapos. Este proceso de elaboración del papel iniciado en China, llegó a Europa en el Siglo X y fue en Al Andalus (nombre al que se llamaba a la España musulmana) donde se creó la mayor fabricación de papel en esa época:


 

Bajamos al sótano, en él encontramos objetos para trabajar la tierra y utensilios de cocina:


Aquí encontramos además los restos de un precioso mosaico:


Saliendo del sótano:

El interior del profundo pozo del patio:

Se trata de una bonita visita para ver como era una casa andalusí, legado de los musulmanes que estuvieron en España del año 700 al 1492. 
Al final hay una habitación con una exposición de monedas y objetos a la venta.
Yo compré una bonita cafetera turca (cezve) para hacer en casa café árabe que me gusta mucho. Había objetos antiguos y muy bonitos.

jueves, 8 de enero de 2015

Los tranvias de San Francisco.

25/03/2014: Teníamos ganas de subir a uno de los famosos tranvías de San Francisco y recorrer sus empinadas calles. Se puede considerar como una atracción turística, ya que la mayoría de la gente que utiliza estas antiguas e históricas máquinas son turistas, pero tiene su atractivo y su encanto hacerlo.

Los americanos lo llaman "cable car" y datan de finales del siglo XIX. No existen cables eléctricos, sino que son cables que van por las vias, todo manual.

Colas de gente para subir al histórico tranvía:

Existen 3 lineas de estos antiguos tranvías. La "California Cable Car", la "Powell/Hyde Cable Car" y la "Powell/Mason Cable Car".

Al final de cada recorrido llegan a unas plataformas redondas donde los operarios giran la vagoneta 180 grados para darle la vuelta.

Plataforma de giro del sentido del tranvía:


Subido al tranvía de la linea Powell & Mason Street. Realicé el trayecto en esa misma posición que se ve en la foto. Menos mal que el conductor me avisó y me dijo que me quitara la mochila porque cuando se cruzan dos tranvías no hay casi espacio:
Un billete de ida cuesta 6$ (nosotros sacamos ese) y también hay billetes para un día entero por 15$ o para más días si se desea.
Para evitar largas colas de gente, lo mejor es subir al tranvía por el centro de la ciudad o en los extremos opuestos a las paradas con más gente. La linea Powell/Mason, cerca de Union Square está muy llena de gente, al igual que la linea Powell/Hyde, en el parque acuatico.

La linea "California" no tiene curvas, es solo una larga recta, por eso nos decidimos a subir a la Powell/Mason.

Vista del tranvía bajando una calle. Al fondo la prisión de Alcatraz.

Algunas fotos que hice subido al tranvía:








Barrio chino:


Fue un divertido recorrido por las calles de San Francisco.

Última parada en Mason.

Decir que  también hay un museo de estos tranvias llamado "Cable Car Museum", en Nob Hill.

domingo, 4 de enero de 2015

Painted Ladies, San Francisco

26/03/2014: Después de caminar a pie por el Golden Gate, fuimos a pasear por el jardín japones de Tea Garden y antes de ir a cenar al barrio chino, fuimos a ver las casas victorianas en Alamo Square.


En esta plaza de Alamo Square se encuentran las conocidas "Painted Ladies", seis casas con las fachadas pintadas de un color diferente cada una y que aparecían en la serie "Padres forzosos":  




Dimos una vuelta por el barrio contemplando las fachadas de las casas victorianas, realmente bonitas: