sábado, 26 de septiembre de 2015

Campo de concentración nazi de Breendonk.

13/08/2015: En nuestro viaje por Bélgica descubrimos lugares fascinantes de historia bélica. Lugares conmemorativos de la Primera Guerra mundial, de la batalla de las Ardenas en la Segunda Guerra Mundial, de la batalla de Napoleon en Waterloo y el campo de concentración nazi de Breendonk.

Este es el Fuerte Breendonk, lo visitamos en dos horas y cuarenta y cinco minutos. Y como me sucedió cuando visité en Polonia el campo de concentración de Auschwitz y el campo de exterminio de Birkenau, el campo de Breendonk también dejó una huella imborrable en mi memoria.

El fuerte Breendonk se construyó en 1906 como fortaleza de defensa, se utilizó durante la primera guerra mundial y en la segunda guerra mundial los nazis lo utilizaron como campo de concentración.

Foto del campo, rodeado por agua con un único acceso:

En este campo fueron prisioneras 3500 personas, 164 fueron fusiladas, 21 ahorcadas y más de 100 murieron por torturas.
    

Se encuentra a unos 25 km al norte de Bruselas, en la carretera dirección a Amberes. La entrada nos costó 11€ y nos prestaron un extenso folleto explicativo en español de todas las dependencias. La visita cuesta como mínimo 2 horas, nosotros estuvimos casi 3.


Entrada al campo:


Placas conmemorativas a la izquierda de la primera y a la derecha de la segunda guerra mundial:



Vista desde el sótano donde con mecanismos hidráulicos quitaban el puente:


Tribunal de las SS:


Túnel:


Patio exterior con restos demolidos. Al fondo se pueden ver las chimeneas de las cocinas:


Al fondo estaban las duchas, un taller, cuadras de caballos y un recinto para cerdos:


Pasamos otro túnel para llegar a los dormitorios de los presos:

Literas donde dormían:


Puerta de la celda y al fondo grifos para lavarse:


Un frase en neón, en una de las celdas, viene a decir que la colocación de los presos en los camastros del campo eran apretadas pero soportables:

 Celdas individuales:

 


Había una celda que estaba abierta y se podía entrar. Me metí dentro un par de minutos para intentar imaginar como podían haber estado allí encerrados. La sensación fue escalofriante:
     

Frente a los dormitorios se encontraban las pilas para lavarse: 

Pasillo de celdas y dormitorios:

 Letrinas:



Túnel que llevaba a la sala de torturas:

Sala de torturas. El surco en el suelo a la izquierda de la imagen era una canalización para conducir la sangre de los torturados hacia un agujero.

Salimos al exterior del campo. 
Alambradas rodeaban los muros:

Vista exterior:


Lugar de las ejecuciones.
Donde ahorcaron a 21 presos:

Cadenas colgando de la viga de madera:

Junto al lugar anterior se encontraba los palos donde ataban a los prisioneros y los fusilaban:

 Aquí murieron 164 personas: 

 Cuadro con los nombres de los fallecidos en el campo de concentración:

Foto de presos en Breendonk:

Mirador, torre de vigilancia:

 Plano general:

Cámaras de aislamiento, a diferencia de las otras celdas, estas estaban completamente cerradas, privando de toda luz y manteniendo al preso en total oscuridad:

Taller:

Las duchas de los prisioneros:




Memorial con el nombre en las paredes de las víctimas y de los campos de concentración y exterminio en Europa:


Cruzando otro puente para finalizar la visita:



Interesante visita que vale la pena. Muy cerca de Bruselas y repleta de historia.