jueves, 25 de octubre de 2012

Isla de Grimsey, Circulo Polar Artico

29/08/2012: Nuestro penúltimo día  de viaje lo dedicamos a visitar la isla de Grimsey situada al norte de Islandia, en el círculo polar ártico, superando los 66º Norte.

El trayecto era en ferry desde Dalvik. El día anterior estuvimos en Akureyri y vimos que el ferry solamente salía los lunes, miércoles y viernes.

Llegamos 10 minutos antes de que zarpara a comprar el billete y tuvimos suerte porque el ferry tenía 100 plazas y nosotros no habíamos reservado. Otros que estaban detrás de nosotros en la cola se quedaron en tierra.

Muy contentos estábamos antes de subir al ferry, nunca imaginamos el viajecito que nos esperaba.

El ferry que nos llevó:

Pesadilla en el ferry. El trayecto de Dalvik a Grimsey era de 3 horas, pero el nuestro duró 3 horas y media. Antes de zarpar unas amables chicas empezaron a repartir bolsas de papel a todo el mundo. Aunque algunas personas atrevidas afirmaron que no las necesitaban las chicas de tripulación, sonriendo les decían que se las guardaran.

Lo que sucedió fue que a la media hora de salir de Dalvik el ferry empezó a dar unos saltos impresionantes debido al fuerte oleaje. El agua golpeaba violentamente los cristales y en muchos momentos daba la sensación de que el ferry se ponía en posición vertical.

Eso provocó que a los pocos minutos empezaran los mareos y los vomitos dentro del ferry, primero uno, luego otro, otro,..... todo el mundo, de 100 pasajeros solamente vi a 2 que no devolvieron, el resto todos, podéis imaginar el espectáculo de más de 90 personas devolviendo durante 3 horas sin parar. Las chicas de tripulación con guantes y un cubo iban recogiendo las bolsas, entregando otras y servilletas. 

Fue todo un calvario ya que aunque no habíamos desayunado (imaginando un posible mareo) cada media hora no parábamos de devolver. Al principio me entró calor, sudor frio, malestar y una debilidad en todo el cuerpo que me impedía hasta abrir los ojos.

Pero al fin, llegamos a la isla de Grimsey:

Llegamos a la isla, allí podíamos estar 4 horas. Al llegar estábamos hambrientos y tremendamente asustados de saber que teníamos otras 3 horas de pesadilla de vuelta en el ferry. Menos mal que a la vuelta no fue así, el mar estaba perféctamente calmado y excepto 2 o 3 personas, el resto tuvimos buen viaje, incluso vimos una película que pusieron.

Puerto de Grimsey:

El día era soleado y menos mal, porque la temperatura era de 6 grados. Ibamos bien abrigados y nos comimos los bocadillos que llevábamos preparados caminando por la isla.
La verdad es que si uno se quiere aislar del mundo, este es uno de los mejores sitios para hacerlo. La isla de Grimsey tiene unos 5 km cuadrados y llegó a tener casi 100 habitantes hace unos años, algo realmente asombroso.

Pacas de cosecha recogida para alimentar al ganado en invierno:

¿Que hay en esa isla? Pues hay luz eléctrica, un bar (que es donde fueron todos los pasajeros del ferry nada más llegar, incluso un grupo de japoneses ni salió del bar a dar una vuelta por la isla de lo mal que lo habían pasado en el ferry), hay una piscina, un alojamiento, una iglesia con cementerio, un colegio, zona de camping, una pequeña pista de aterrizaje, un tramo de carretera asfaltada, un faro, algunas casas, pájaros y caballos. No hay nada más.
Imaginaros si en agosto a pleno sol hacia de 6 a 8ºC en invierno como se puede vivir allí, además de estar todo el día en oscuridad.

La iglesia con el cementerio:

Casas aisladas:

Carretera asfaltada:

La costa:

Pequeño acantilado junto al faro:

Hicimos un bonito paseo por la isla, viendo los paisajes de la costa,

Faro y olas chocando en las rocas:

Algunos caballos:

Paseando por la carretera:

Casa adornada con piedras pintadas en el césped:

Casa con gallinas:

Imagino que uno ha de estar bien mentalizado para vivir en esta isla todo el año. Me hizo recordar a los protagonistas de la película el Resplandor en el hotel Overlook. Ellos estaban aislados por la nieve pero aquí, ellos además tienen 40 km de agua hasta la costa de Islandia.

Paisaje:

Otra bonita casa junto al mar:

Parte de costa con rocas de basalto:

La playa:




En esta parte había muchísimos pajaros:



La piscina de Grimsey:




El Colegio:

Puerto de Dalvik cuando regresamos, con las cumbres de las montañas nevadas:

Un dia inolvidable, es el punto más al norte del planeta que he estado y seguramente no lo supere. Su posición es  66º 33' N, 18º 01' W. Aqui podeis ver un certificado en islandes de haber estado en el circulo polar ártico, que pedimos para recordarlo.


2 comentarios:

  1. Hola José Vicente, el viaje parece que llega a su fin. Con tanta lectura de este vaije tuyo me entran cada vez más ganas de ir. Tiene muy buena pinta la isla de Grimsey. Tomaré nota, eso sí, a ver si no me mareo cuando decida conocerla.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. buenas José Vicente, tu blog me inspira para que cuando pueda, viajar a todos esos países tan maravillosos,leo mucho tus textos, me intriga saber a que lugares debería ir, te agradezco que cuentes al mundo tus viajes

    Saludos.

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a Mis Viajes por el Mundo.

Gracias por comentar.
e-mail: josalap@gmail.com