viernes, 18 de junio de 2010

Minas de Sal, Wieliczka

06/04/2010: Primer dia en Polonia, aterrizo en el aeropuerto de Cracovia, cojo un autobus al centro, dejo la mochila en el hostal, como en un restaurante y me voy a visitar las Minas de Sal situadas en Wieliczka (a unos 14 km de Cracovia).

Espectacular sitio que recomiendo a todo el mundo que tenga pensado visitar Cracovia. Estas minas de sal son Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1978 y reciben más de un millón de visitas anuales (datos de su pagina web). Compuestas por un laberíntico recorrido de unos 300 km en nueve niveles funciona como mina de sal desde el siglo XIII.

Entrada principal a la mina:

Escudo de la mina de sal:

El recorrido turístico tiene una longitud de 3,5 km y es por grupos con guia en varios idiomas (también en español) Entramos a las 16:45 a la mina y salimos a las 19:00.

Lo primero que hicimos fue bajar a pie por esta interminable escalera de madera hasta bajar a una profundidad de unos 70 m que se dice pronto pero imaginaros bajar a pie un edificio de casi 20 pisos.
A mitad descenso me asomé al hueco e hice esta foto, imposible ver el final:

Una vez terminado el descenso de la escalera el recorrido de 3,5 km sigue en descenso hasta una cota de unos 135 m de profundidad. La temperatura es varios grados inferior a la temperatura fuera de la mina y se nota mientras atravesamos diferentes y largos túneles:

Encontramos innumerables salas de diferentes dimensiones, en algunos techos se ven estalactitas solidas por la sal:

La guia nos explicaba las diferentes salas en las que encontramos sobre todo figuras talladas, esta por ejemplo es del polaco Nicolas Copernico:

Representación de los procesos para la extracción de sal en la mina:

También descendimos por largas escaleras tan solo iluminadas en su recorrido, me recordó a las Minas de Moria del Señor de los Anillos:

Otro túnel con pilares de madera a los lados:

Tramo descendente hacia los lagos subterráneos:

En diferentes salas encontramos enormes lagos de agua salada:

Esta es la sala de la Capilla de Santa Kinga, situada a 101 m de profundidad es impresionante. Tiene unas dimensiones de 54 x 17 m y 12 m de alto, todo lo que veis esta trabajado a partir de cristal de sal, paredes, suelo, grabados, esculturas, incluso las lamparas. Tardaron unos 70 años en construirla:

Detalle de una de las paredes de la Capilla de Santa Kinga:
Altar:

A 125 m de profundidad hay un restaurante en el que después de 2 horas caminando por la mina una cerveza helada de medio litro puso la guinda a la visita.

Por ultimo el ascenso al exterior desde 135 m se hace en un "ascensor" un tanto peculiar. Se trataba de una caja metálica de dos pisos con una capacidad para 6 u 8 personas por piso apretujadas como en una lata de sardinas, la parte superior de los cuatro lados de la cabina era reja por lo que notábamos toda la corriente de aire en el rápido ascenso y la única iluminación era una pequeña bombilla como las que hay en las luces de emergencia en la que apenas nos veíamos las caras de alucinados que teníamos cada uno.
Mientras hacíamos cola para subir al ascensor escuchábamos los diferentes sonidos de campanas que indicaban que el ascensor subía o bajaba.

Exterior de la mina al final de la visita:

Esta es su web: http://www.kopalnia.pl está en varios idiomas con información de accesos, horarios, precios, etc.

2 comentarios:

  1. Hola Jose, la verdad que sabía nada de la existencia de esta mina, así que la apuntamos. Pasate cuando puedas por nuestro blog http://infravg.blogspot.com/, y se te gusta haste seguidor. Te esperamos con tu mochila o maleta.

    ResponderEliminar
  2. Hola Inma y Francis, gracias por el comment, voy a echar un vistazo a vuestro blog.

    Un saludo.

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a Mis Viajes por el Mundo.

Gracias por comentar.
e-mail: josalap@gmail.com