sábado, 2 de abril de 2011

Sinagoga Remuh y Cementerio Judio, Cracovia

09/04/2010: Paso junto al Castillo Wawel en dirección al antiguo Ghetto de Cracovia pero antes voy a recorrer el Barrio Judio.
Se encuentra en el distrito de Kazimierz, entre las avenidas de Krakowska y Starowislna.
Aquí me encuentro por sus calles varias Sinagogas, entre ellas la Sinagoga Remuh (foto superior entrada).

Entro por la pequeña puerta y me encuentro en la pared de la derecha esta placa que dice " En memoria de los mártires judíos de Cracovia que fueron aniquilados por los nazis alemanes en el terrible periodo de 1939 a 1945. La tierra no cubre su sangre":
Compro una entrada por 5 zlotys (1,3€) y me dicen que me tengo que cubrir la cabeza para entrar en la Sinagoga Remuh, (que es la única de Cracovia que sigue utilizándose para culto judio). Como no llevo nada me dejan una Kipá (pequeña gorra utilizada por los judíos).

Es obligatorio para los hombres cubrirse toda o parte de la cabeza para entrar en lugares de culto judio como las sinagogas, cementerios o lugares sagrados. Las mujeres si son solteras pueden entrar sin cubrirse la cabeza y las casadas normalmente llevan un velo o pañuelo.

Con la Kipá puesta en la cabeza y con un poco de miedo a que se me caiga al caminar entro en la Sinagoga de Remuh (S. XVI).
Veo un espacio pequeño rectangular, en un lateral, unos pocos bancos. En el centro de la sala bajo una gran lampara hay una jaula y en su interior una pequeña arca sagrada con unos cuadros en hebreo:


En el interior de esta arca se encuentra la Torá, que son los rollos con las escrituras de las leyes del judaismo (esta es del año 1558):

Doy la vuelta por el interior y al salir, voy pocos metros a la izquierda, sin quitarme la Kipá de la cabeza y entro en el Cementerio Judio:
Los judíos ponen una piedra sobre la tumba después de rezar a modo de acompañamiento con la persona querida:
Este cementerio se utilizó hasta el año 1800:
Es la primera vez que estoy en un cementerio judio, en él, veo un grupo de jóvenes estudiantes atendiendo a las explicaciones de su tutor y a pocas personas más:

Me alejo un poco para contemplar las dimensiones del cementerio ( a la derecha está la Sinagoga Remuh):

En un lateral del cementerio contemplo estas casas. No las he visto nunca tan próximas a un cementerio. Asomarse por la ventana en plena noche, con niebla o lluvia debe ser una pesadilla para el que le de miedo, o un placer para que acompañe la lectura de una buena novela de terror:


Durante la Segunda Guerra Mundial, los nazis ocuparon la Sinagoga Remuh y el cementerio judio, rompiendo lapidas y destruyendo gran parte que posteriormente fue reconstruida.

Este es el llamado Muro de las Lamentaciones, que rodea el Cementerio Judio, hecho con los restos de lapidas rotas por los nazis y que los judíos recuperaron por Cracovia:

Muro de las lamentaciones:

Voy a salir del cementerio pero antes echo un vistazo por la ventana abierta al interior de la Sinagoga Remuh. Hay un patio vacio no accesible antes cuando he entrado a la Sinagoga, al fondo la gran lampara:

Devuelvo la Kipá y salgo a la Calle Szeroka.

2 comentarios:

  1. Hola! Soy seguidora de este Blog!
    Me ha llamado mucho la atención esta entrada porque yo estuve en ese mismo sitio el pasado mes de octubre.
    Mañana viajo a Portugal!
    Abrazos,

    ResponderEliminar
  2. Hola Chelo, buena coincidencia. Espero tengas buen viaje y disfrutes Portugal, un saludo.

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a Mis Viajes por el Mundo.

Gracias por comentar.
e-mail: josalap@gmail.com