miércoles, 29 de mayo de 2013

La impresionante llanura de Thingvellir

20/08/2012: El primer día que alquilamos el coche en Islandia, fuimos al parque nacional de Thingvellir, a 44 km de Reykjavik. Un lugar geológicamente asombroso, la dorsal mesoatlántica.


Cuando se cartografió por primera vez el suelo del océano atlántico en 1946 se descubrió una gran red montañosa de unos 15000 km dividida por una grieta. Su recorrido bajo el oceano atlántico es una fisura en la corteza terrestre que divide los continentes y solamente se encuentra en la superficie terrestre en Islandia.

La dorsal mesoatlántica atraviesa Islandia por el valle de Thingvellir y la grieta va expandiéndose a un ritmo de 2,5 cm al año.

Caminamos por en medio de la grieta animados de estar en este lugar único en el mundo que atraviesa la tierra. A un lado tenemos la placa tectónica norteamericana (izquierda de la foto) y al otro lado la placa tectónica euroasiática (derecha).

Recorrimos un trozo de la dorsal mesoatlántica. Según los científicos fue la que separó los continentes y en un futuro podría separar a Islandia.



Placas tectónicas:









Enormes grietas en el suelo:


Río que daba a un pequeño lago donde antiguamente se realizaban ejecuciones:



Cruzamos al otro lado del agua donde se veía la dorsal desaparecer a lo lejos:

En este valle se fundó el parlamento más antiguo del mundo en el año 930:




Importante lugar geológico para detenerse antes de llegar a Geysir, que se encuentra a pocos kilómetros



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenid@ a Mis Viajes por el Mundo.

Gracias por comentar.
e-mail: josalap@gmail.com