lunes, 5 de octubre de 2009

Oasis de Chebika

24/08/2009: Circulamos a toda velocidad por el sur-oeste de Tunez en Toyotas Land Cruiser 4x4. El paisaje es desértico, explanadas inmensas a ambos lados de la carretera en el que lo único que crecen son arbustos aislados de bajo porte.
En Túnez escasean las altas montañas (la más alta no llega a los 1600 m), ante este paisaje desértico, nos aparece este cartel rojo indicándonos de "Peligro, camellos cruzando".

Llegamos a Chebika que es un pueblo de montaña fronterizo con Argelia, fue abandonado por una inundación y en él se conservan aún sus ruinas.

En Chebika se encuentra este oasis en el que abundan las palmeras, aquí dimos una vuelta para ver el oasis y desde arriba contemplar unas buenas vistas hacia Chott El Jerid.


El calor es bastante alto, antes de empezar a caminar para rodear la montaña hay puestos de venta de souvenirs y bebidas. No olvideis llevar agua fresca y protección para la cabeza si no quereis que os de una insolación.


Es muy chocante el contraste de montañas de rocas calizas sin vegetación, paisajes desérticos y en medio, este oasis de agua con una cascada.


Iniciamos el ascenso a la montaña para contemplar las vistas.
Si hay vegetación es que hay agua, por allí bajo corría el agua proveniente del oasis.

En todo el recorrido por el Oasis de Chebika encontramos niños pequeños intentando vendernos objetos como minerales, rosas del desierto, collares, rocas, querían cambiar euros por dinares, etc. Esta es una situación que se vive a menudo, personas mayores sentadas en la calle a la sombra sin hacer nada y los niños trabajando.
Le saqué esta foto a una niña subida a dos metros de altura en una de las casas totalmente en ruinas.


Aquí os pongo una panorámica desde lo alto de Chebika, en el que podeis ver las ruinas, a su izquierda el palmeral y el resto desértico.


Otra panorámica del Oasis de Chebika.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenid@ a Mis Viajes por el Mundo.

Gracias por comentar.
e-mail: josalap@gmail.com