jueves, 21 de abril de 2011

Museo al aire libre, Hakone

10/04/2009: A unos 85 Km al sur de Tokyo se encuentra Hakone. Nos dirigíamos allí para ver el Monte Fuji, pero antes hicimos una parada para ver el Museo de arte al aire libre.

Tomamos en Tokyo el tren bala Shinkansen Kodama con destino a Odawara. Allí cambiamos de tren con dirección a Gora y paramos en la estación de Chokoku-no-Mori. Desde allí al museo tardamos un par de minutos.

Esta fuente se encuentra en el exterior junto a las taquillas:

Este es el primer museo al aire libre de Japon, abierto desde 1969:

En una extensión de unas 7 hectáreas se encuentran unas 100 obras de arte:

Hay obras de escultores famosos como Rodin, Miro y aquí se halla la mayor colección de esculturas de Henry Moore (unas 25 esculturas).


Alguna de las obras como esta de bajo, tenian movimiento:

Espacio curvo:

Asomamos la cabeza por uno de sus huecos:

La escultura sinfónica, de Gabriel Loire:

Interior de la escultura sinfónica. Por el interior hay una escalera de caracol que comunica con la terraza de la torre. Vista de las vidrieras interiores:

Miss Black Power, de Niki de Saint Phalle:
Hay un jardín llamado jardin de las estrellas en el que se puede caminar por su interior. Tiene una altura de unos 2 metros y pasillos estrechos con recorridos laberínticos los cuales se ven desde el exterior situandose en la parte superior del jardín. Luego continuamos disfrutando del dia y de las obras de arte:




Esfera con Estera, de Arnaldo Pomodoro:

Nos llevamos una grata sorpresa al descubrir que había un pabellón de Pablo Picasso.
De hecho este es el primer museo de Picasso en Japon. Es un pabellón cubierto y dentro no se permitían tomar fotografias.
Aqui vimos cuadros, cerámica, fotografias y esculturas del famoso artista español:


Grande Racconto, de Giuliano Vangi:



Vale la pena hacer esta parada para ver el museo antes de ir hacia el funicular y ver el Fuji-Yama, la entrada nos costó unos 12€.

Aqui os pongo un video que he encontrado con imagenes del museo:

martes, 12 de abril de 2011

El Monasterio de los Jeronimos, Lisboa


30/12/2010: Nos alejamos del centro de Lisboa para visitar en el Barrio de Belem, el Monasterio de los Jeronimos.

Se iniciaron las obras en el año 1501 y tardaron un siglo en terminarlo, siendo la joya de la arquitectura manuelina.

Junto con la Torre de Belem es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, nº263.



Fue construido con las riquezas que llegaron después del descubrimiento de las rutas comerciales en Asia.

A pesar de su grandeza las fotos anteriores solo son una entrada lateral de la Fachada Sur.

Las fachadas e interiores están adornadas con detalles marinos, sobre todo animales, vegetales y cabos marineros:


Ya en el impresionante interior, se continúan apreciando los detalles de tallado en pilares, bóvedas, pasillos, etc.

El claustro tiene dos plantas, desde la segunda planta contemplamos el desalojo de agua por las gárgolas mientras llovía:

Planta inferior del claustro, vista hacia el patio desde el pasillo interior:

Espectacular bóveda:

El claustro era un lugar silencioso destinado a la oración o a la meditación:

Panorámica que tomé en la planta superior:

Gárgolas laterales:
En el interior vimos el refectorio, la sacristía, los confesionarios y la iglesia de Santa María de Belem.

Vidriera del interior de la iglesia:

Iglesia de Santa María de Belem:

Se encuentran en otra sala las tumbas de varios reyes, de Vasco da Gama y de Luis de Camoes:
Monumento al escritor y poeta portugués Fernando Pessoa, en el ala norte del monasterio:

A escasos metros del Monasterio de los Jeronimos se encuentra la famosisima Pasteleria de Belem, que recomiendo entrar a probar sus deliciosos pastelitos.

Justo frente a la fachada sur del monasterio se encuentra el estuario del Tajo, apenas caminando unos minutos llegamos al Monumento a los Descubridores y a la Torre de Belem.

sábado, 2 de abril de 2011

Sinagoga Remuh y Cementerio Judio, Cracovia

09/04/2010: Paso junto al Castillo Wawel en dirección al antiguo Ghetto de Cracovia pero antes voy a recorrer el Barrio Judio.
Se encuentra en el distrito de Kazimierz, entre las avenidas de Krakowska y Starowislna.
Aquí me encuentro por sus calles varias Sinagogas, entre ellas la Sinagoga Remuh (foto superior entrada).

Entro por la pequeña puerta y me encuentro en la pared de la derecha esta placa que dice " En memoria de los mártires judíos de Cracovia que fueron aniquilados por los nazis alemanes en el terrible periodo de 1939 a 1945. La tierra no cubre su sangre":
Compro una entrada por 5 zlotys (1,3€) y me dicen que me tengo que cubrir la cabeza para entrar en la Sinagoga Remuh, (que es la única de Cracovia que sigue utilizándose para culto judio). Como no llevo nada me dejan una Kipá (pequeña gorra utilizada por los judíos).

Es obligatorio para los hombres cubrirse toda o parte de la cabeza para entrar en lugares de culto judio como las sinagogas, cementerios o lugares sagrados. Las mujeres si son solteras pueden entrar sin cubrirse la cabeza y las casadas normalmente llevan un velo o pañuelo.

Con la Kipá puesta en la cabeza y con un poco de miedo a que se me caiga al caminar entro en la Sinagoga de Remuh (S. XVI).
Veo un espacio pequeño rectangular, en un lateral, unos pocos bancos. En el centro de la sala bajo una gran lampara hay una jaula y en su interior una pequeña arca sagrada con unos cuadros en hebreo:


En el interior de esta arca se encuentra la Torá, que son los rollos con las escrituras de las leyes del judaismo (esta es del año 1558):

Doy la vuelta por el interior y al salir, voy pocos metros a la izquierda, sin quitarme la Kipá de la cabeza y entro en el Cementerio Judio:
Los judíos ponen una piedra sobre la tumba después de rezar a modo de acompañamiento con la persona querida:
Este cementerio se utilizó hasta el año 1800:
Es la primera vez que estoy en un cementerio judio, en él, veo un grupo de jóvenes estudiantes atendiendo a las explicaciones de su tutor y a pocas personas más:

Me alejo un poco para contemplar las dimensiones del cementerio ( a la derecha está la Sinagoga Remuh):

En un lateral del cementerio contemplo estas casas. No las he visto nunca tan próximas a un cementerio. Asomarse por la ventana en plena noche, con niebla o lluvia debe ser una pesadilla para el que le de miedo, o un placer para que acompañe la lectura de una buena novela de terror:


Durante la Segunda Guerra Mundial, los nazis ocuparon la Sinagoga Remuh y el cementerio judio, rompiendo lapidas y destruyendo gran parte que posteriormente fue reconstruida.

Este es el llamado Muro de las Lamentaciones, que rodea el Cementerio Judio, hecho con los restos de lapidas rotas por los nazis y que los judíos recuperaron por Cracovia:

Muro de las lamentaciones:

Voy a salir del cementerio pero antes echo un vistazo por la ventana abierta al interior de la Sinagoga Remuh. Hay un patio vacio no accesible antes cuando he entrado a la Sinagoga, al fondo la gran lampara:

Devuelvo la Kipá y salgo a la Calle Szeroka.