viernes, 3 de julio de 2009

Parque Nacional de Nikko, Nikko

El Parque Nacional de Nikko se encuentra a 128 km al norte de Tokyo, os lo recomiendo no os lo perdáis si viajáis a Japon. Es un inmenso parque lleno de templos y bosques espesos de cedros altísimos. Allí esta el mausoleo de Tokugawa Ieyasu y de su nieto Tokugawa Iemitsu, por lo que es muy visitado también por japoneses. Es tambien Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO. Nosotros lo visitamos en un dia entero pero se recomienda que si podéis estar dos mejor, así dormís en un ryokan de Nikko que dicen que están muy bien.

Esta foto de bajo la hice en el Shinkyusha (establo sagrado), se ven tres monos que representar "ver, oír y callar", antes se creia que los espíritus de los monos protegían a los caballos. Es un símbolo muy representado en Nikko y en venta como suvenirs.

Antes de entrar en el Parque vi esta curiosa fuente con dragones.


Aquí encontramos increíbles templos, algunos sintoistas con fuentes para purificarse antes de entrar y otros budistas como el de la foto con el pedestal y el incienso purificador.
Esta de bajo es la pagoda de cinco plantas que esta cerca del santuario de Tosho-gu, en él se pueden ver objetos de los sogunes Tokugawa, hay una espada enorme, armaduras de samurai, etc.


Esta es una campana enorme que había al lado de un templo.


Pasear por el Parque Nacional de Nikko es una gozada de tranquilidad, de buenas vistas viendo templos, sus bosques, etc. Esta de bajo es la avenida Omotesando.


Dentro de los templos hay figuras como diablos, considerados como fieras divinas protectoras. En otra encontré este guardián de templo en el santuario Tosho-gu.


El santuario de Tosho-gu es el mausoleo de Tokugawa Ieyasu construido en 1637 por su nieto Tokugawa Iemitsu donde también esta su mausoleo en Taiyuinbyo.
Aquí bajo podéis ver uno de los altos torii (pórticos).


Si podéis estar dos días mejor porque en los alrededores de Nikko hay un lago (Chuzenji-ko) y unas cascadas muy chulas.


El Parque Nacional de Nikko es visitado por numerosos excursionistas ya que se pueden hacer buenas rutas a pie por las montañas y en invierno van esquiadores.
En la foto de bajo podéis ver las lamparas, en su interior ponían velas para iluminar las zonas y caminos, allí se encontraban agrupados.

Allí en el parque hay unas zonas donde venden refrescos y comida, con lo que no hace falta llevarse comida o bajar otra vez al pueblo para comer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenid@ a Mis Viajes por el Mundo.

Gracias por comentar.
e-mail: josalap@gmail.com