martes, 5 de mayo de 2009

Asakusa, Tokyo


En la foto de arriba se ve el edificio con la "Flamme d'Or" obra del frances Philippe Starck, reconocido diseñador industrial.
Este es el barrio de Asakusa en Tokyo, se encuentra cerca del barrio de Ueno. El templo Senso-ji (budista) constituye el centro del barrio, junto con el mercado mayorista de Kappabashi y el parque Sumida-koen, forman las principales atracciones de Asakusa.
Para llegar, fuimos desde la estación de Ueno con la linea Ginza, bajamos en la 3ª estación, Asakusa. También se puede llegar en barco, hay un apeadero en el rio Sumida-gawa.

Buscamos la puerta de entrada llamada Kaminarimon, es una impresionante puerta con un enorme farolillo rojo en el medio y un guardian a cada lado.


Una vez cruzas el Kaminarimon, nos encontramos con Nakamise, una avenida entera llena de tiendecitas donde compramos toda clase de suvenirs y regalitos como, shurikens (estrellas ninja), llaveritos, imanes para la nevera, papel para hacer origamis (papiroflexia), monederos, etc. Aqui también vendían katanas pero de baja calidad y mas bien como suvenirs, asi que al final no compramos ninguna. Hay otros puestecitos de dulces y ves como la maquina automatica fabrica las galletitas.


Al final de la avenida de las tiendecitas encontramos el templo Senso-ji, y al lado hay una pagoda de 5 plantas.

El templo Senso-ji tambien llamado Kannon-sama lleva en el mismo sitio más de 1000 años, aunque fue destruído en la segunda guerra mundial, se contruyó otra vez de hormigón y con más de 70.000 tejas de bronce.

En muchos documentales sobre Japón salen los enormes santuarios moviles llevados por los costaleros durante los festivales. En la estación de metro se encuentra este pequeño expuesto.
Una vez dentro del templo vimos el Omikuji, esto se encuentra en los santuarios Shintoistas y en los templos Budistas. Son tiras de papel de loteria sagrada.
Consiste en echar una limosna (en este caso especificaba 100 yens, carisimo pero bueno), luego coger uno de los dos recipientes metalicos y moverlo ya que en su interior hay palillos largos con un numero (escrito en kanji), sacas un palito por el agujero y buscas el numero que te ha tocado en las cajitas numeradas, cada una tiene un tirador de color blanco.
Sacas el papelito de la caja numerada y lees lo que te ha tocado. (Ah y vuelves a meter el palito en la caja metalica).
A mi me toco Suerte Excelente, creo que es lo máximo y me fui super contento.
Lo que hay que hacer es atarlo a la rama de un arbol o a unos sitios que ponen ellos, tengas la suerte que tengas, eso significa que tu mala suerte desaparecerá, y si te ha tocado buena suerte, la mantedrás.
Te puede tocar, pedir un deseo que se te concede, viajar, suerte en el amor, hijos, buena suerte, suerte regular, mala suerte o maldiciones.
Este de aqui bajo es un sitio en un templo de Ueno para colocar los papelitos de Omikuji.
Otro atractivo del barrio es el mercado mayorista de Kappabashi (Kappabashi Dogugai) aqui venden todo lo que se pueda necesitar en una cocina o un restaurante, por ejemplo los tipicos platos de cocina de plastico que exponen los restaurantes, de sushi, etc. Nosotros dimos una vuelta y compramos unos vasitos y una jarra para el Sake (Nihonshu) y artilugios para la ceremonia del te.

1 comentario:

  1. Muy bonitos tus viajes, que sigas viajando asi. Saludos de una paisana. Amparo Ribes.

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a Mis Viajes por el Mundo.

Gracias por comentar.
e-mail: josalap@gmail.com