viernes, 29 de mayo de 2009

Oktoberfest, Munich

Willkommen in Deutschland. Das Bier gefällt mir gut!!! (Bienvenidos a Alemania, me encanta la cerveza!!!)
Como todo amante de las cervezas, la Oktoberfest de Munich es el paraíso. Esta fiesta se celebra entre finales de septiembre y principios de octubre con una duración de 2 semanas.

Nosotros fuimos en coche desde Salzsburgo (Austria), tuvimos la oportunidad al entrar en Alemania de ir por una autopista sin restricción de velocidad y puse mi Peugeot 206 de 75CV a 165 Km/h, pero solo un breve espacio de tiempo, porque detrás de mí venían coches más rápidos haciendome luces y además tenía que cuidar el coche porque nos tenía que traer de vuelta a Valencia.

Tuvimos la suerte de llegar al camping y a las pocas horas colgaron el cartel de "lleno", aquello era una impresionante e indescriptible cantidad de tiendas de campaña y de gente de todas las nacionalidades. Imaginaros en la parcela donde cabe una tienda, eramos 4 tiendas, los coches estaban fuera, las tiendas estaban pegadas unas a otras y al lado nuestro eran todo ingleses que estaban a todas horas diciendo "fuck, fucking, mother fucker, fuck off, ........." impresionante la fiesta que se monta allí.

El primer dia hacen un desfile con todas las casas cerveceras de la Oktoberfest que son, Spaten München, Augustiner, Paulaner, Löwenbräu, Hofbräuhaus y Hackerpschorr.


Las diferentes casas de cerveza tienen unas casetas (enormes como una nave industrial) y tuvimos que ir de buena mañana (a las 10:00 abren) para coger sitio porque sino, cuando se llenan cierran las puertas y los vigilantes van dejando entrar gente a medida que va saliendo, osea unas colas largas.

Una vez entras dentro, si oyes gritar a una mujer, no te asustes que no es un tranvía, pero casi, es una camarera que va a toda prisa entre la multitud cargada con 10 o 12 jarras de cerveza de 1 litro, sin esperar a que te apartes, es mejor dejarle el camino libre.

En el interior de las casas cerveceras, hay bancos y mesas de madera llenos de gente, así que el siguiente paso es encontrar un hueco. Unos alemanes que nos vieron buscando sitio, nos hicieron una señal y nos sentamos con ellos. En el centro había una banda de música que tocaba sin parar. La Maß (jarra de cerveza de cristal de 1 litro), valía 7€ y para acompañarla pedíamos unos Pretzel, que eran una especie de rosquilletas con formas redonditas.

Allí dentro en cuanto nos bebimos un par de jarras ya estábamos bailando encima de los bancos de las mesas con los alemanes y cantando con ellos. Es muy divertido porque conoces a la gente con la que te sientas en la mesa y echas unas risas. Conocimos unos alemanes que era imposible seguir el ritmo con el que bebían cerveza, calculo que por cada una que tomábamos nosotros ellos ya habían bebido 3 y estaban como si nada.

Fuera hay una gran feria, con noria y atracciones. Esta fiesta es una barbaridad, algunos datos de mencionar son:
Contando todas las casas de cerveza, tienen una capacidad de unos 100.000 asientos.
Se calcula que en las 2 semanas que dura se bebe un 3o% de la producción anual de cerveza de Munich.
Esta prohibido llevarte las jarras de cerveza de vidrio, si te pillan te multan. Las venden como suvenirs porque cada una lleva el sello de su casa cervecera.
Los horarios de venta de alcohol son hasta las 22:30.
Los martes por la tarde el precio de la cerveza es más barato.
Esta fiesta tiene casi 200 años de antigüedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenid@ a Mis Viajes por el Mundo.

Gracias por comentar.
e-mail: josalap@gmail.com