viernes, 15 de mayo de 2009

Curiosidades de Japon

Estas son, algunas cosas que me llamaron la atención cuando estuve en Japón.
Las tapas de alcantarillas, no todas, pero algunas están decoradas con grabados.
Estas dos primeras son de Tokyo, una boca de incendios y la otra estaba en el parque de Ueno.








Si queréis ver una bestial obra de ingeniería sobre el sistema subterráneo de canalización de agua en Saitama (Tokyo) (G-Cans), pinchad en este enlace. Para ver las fotos espectaculares ya en ese enlace pinchad en "Flickr has more" y vereis una obra de previsión en caso de inundaciones por desborde del río o tifones. Hay unos silos de 65 m de alto y 32 m de diámetro, conectados por 6,4 km de túneles, 50 m por debajo del suelo. Con un tanque gigantesco capaz de impulsar el agua a 10 MW.
Tiene un horario de visitas y es posible verlo gratis.
Estas dos son de un pueblo llamado Himeji.
Otra cosa que llama la atención son los WC, la primera vez que fui a utilizarlo, yo estaba de pie y pulsaba los botones pero no sucedía nada. Y es que hay que sentarse para ponerlo en marcha. Hay diferentes botoneras, algunas con música, porque son muy pudorosos, entonces ponen en marcha la música, o en otras botoneras un chorro de agua que cae para silenciar o encubrir los posibles sonidos que se hacen en un WC.
Cuando terminas, aprietas el chorrito de agua y te limpia directamente. A mi me entraba la risa cada vez que lo usaba, es un invento muy bueno. El chorro de agua que te limpia lo puedes regular a mas o menos presión. El agua sale calentita y cuando has acabado pulsas el Stop.

Este es el típico WC publico, es alargado con el final en forma de cueva y algunos tienen un asidero para agarrarse enfrente.



En este viaje a Japón no vimos los empujadores en los vagones de metro, como sale muchas veces en TV.
Lo que si que vimos es estaciones de tren con estas señales. Son vagones únicamente para mujeres, con un horario determinado.
En la hora punta de la maña y de la tarde al haber tantísima cantidad de gente, en los vagones los hombres abusaban de las mujeres, habían tocamientos, etc.
Entonces decidieron crear estos trenes solo para mujeres y hay guardias para impedir que entren hombres.






En Japón van en bici aunque llueva, llevan un perfecto equilibrio con el paraguas y la bici. Algunos incluso van a gran velocidad, no se que pasaría si tuvieran que frenar de pronto.



Aquí os pongo otro ejemplo, una madre hablando por el móvil mientras va en bici llevando a sus dos hijos. Menos mal que llevan casco.

1 comentario:

  1. Curiosísimos los dos temas. Lo de los urinarios ya lo había visto pero debe ser "inenarrable" experimentarlo en vivo en directo.Lo de las bicis, me remito a Asterix y su comentario sobre los romanos.

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a Mis Viajes por el Mundo.

Gracias por comentar.
e-mail: josalap@gmail.com