viernes, 5 de junio de 2009

Curiosidades de Turquia


En nuestro recorrido por Turquia, entre Efeso y Cappadocia vi grandes campos de cultivo de adormideras. Como la gente dudaba, hice parar al conductor del autobús para dar un vistazo de cerca. Esta planta es la Papaver somniferum var. glabrum Boiss, es herbácea y anual, de 50 a 150 cm de altura, con hojas de unos 10 cm., tiene flores purpúreas o blancas. La cápsula está llena de cientos o miles de semillas, se abre en unas valvas cuando esta seca. El opio se obtendría haciendo incisiones en la cápsula inmadura, cuando está madura (seca) el contenido en morfina no supera el 0,25%.
En Turquía se realizan cultivos controlados para la industria farmaceutica, las semillas se prensan y se obtiene aceite y la torta de semillas se destina para alimentación de ganado.
Nosotros en una parada que hicimos para descansar y tomar te, había en el mostrador donde te servían el te un cuenco lleno de estas semillas y con una cucharilla comimos unas pocas, es como comer sésamo o pipas minúsculas.


Esta foto la hice desde el autobús en marcha, podéis ver dos personas aprovechando el agua de riego de la medianera de una autovia de 3 carriles, lavando y cepillando su alfombra mientras ocupan todo un carril. Alucinante, como el autobús y los demás coches se pasaban al otro carril para no atropellarles, sin siquiera hacer sonar el claxon. Ellos ni se inmutaban de los coches pasando a toda velocidad. Al fondo podéis ver como el coche blanco ya ha cambiado de carril. ¿Serviría de algo en esta limpieza suicida unos chalecos reflectantes y triángulos a 50 m?

Si aparcáis mal el coche en Estambul os puede pasar como al dueño de este coche. Esta especie de grúa prehistórica, engancha unas eslingas a las ruedas del coche y lo eleva hasta la posición que veis.


En esta foto de una edificación turca podéis ver que a falta de puntales para soportar el encofrado cortan y unen maderas para conseguir el mismo fin. No me gustaría ser el coordinador de seguridad de esta obra.


En Estambul, encontré un puesto de venta de helados con este nombre tan curioso "Al pedo", como habíamos terminado de comer no tuve hambre para comprar uno.


Otra de construcción, aquí podéis ver un andamio en una fachada de un edificio turco. Para el que no sepa nada de andamios podéis ver que no hay ni escaleras para subir o bajar, no hay ni una sola diagonal que le de estabilidad al mismo, solo veo una plataforma para que los operarios puedan trabajar en la parte mas alta (por lo menos tiene barandilla en la espalda) y solo vi un amarre a al pared en su lado medio bajo. Salvese quien pueda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenid@ a Mis Viajes por el Mundo.

Gracias por comentar.
e-mail: josalap@gmail.com